Parivrtta Parsvakonasana o la Postura del Ángulo Extendido con Torsión

parivrtta parsvakonasana

Debo de confesar que en las clases que he dado últimamente, tanto de Dharma como de Ashtanga, una de las posturas que he comenzado a disfrutar más, como maestra y como alumna, es la Postura del Ángulo Extendido con Torsión o, en sánscrito, Parivrtta Parsvakonasana.

 

En esencia, es una postura con torsión que se puede realizar desde el suelo o directamente desde otra postura de pie. En el caso de la clase en Acacia Yoga, a fin de que se adapte a todas las prácticas, ponemos muchas variaciones para que puedas disfrutar los beneficios de esta postura, la cual es muy completa.

 

Etimológicamente esta postura me encanta ya que es muy literal pero suena muy aparatosa. Parivrtta quiere decir “giro”, Parsva quiere decir “extendido” o “de lado”, Kona “ángulo” y Asana es la postura, por lo cual no es el tipo de postura que busca imitar a algún animal o deidad, sino que busca, esencialmente, describir tal cual lo que estás haciendo.

 

¿Cómo se práctica Parivrtta Parsvakonasana?

 

Para entrar a esta postura tienes que seguir una serie de pasos que pueden sonar complejos pero que son divertidos. Intentaré explicarlo en sus variaciones como si lo hicieras desde el lado derecho:

 

Variación uno (desde el piso): Lleva la rodilla derecha al piso y la pierna izquierda en noventa grados con respecto del tapete; de allí tu codo derecho buscará quedar por fuera de tu rodilla izquierda, obligando a tu torso a girar. La idea aquí es que tus manos queden en el mudra de oración al centro de tu pecho, sin que se colapsen por encima de tu cabeza. El movimiento que estás buscando es sentir que tu pecho se abre con la torsión del cuerpo al tiempo que miras hacia arriba. De allí, levantas la rodilla derecha del piso para quedar en la postura completa.

 

Variación dos (desde arriba): Desde Tadasana, o la Postura de la Montaña, das un paso hacia atrás con tu pie derecho, sin girar tu torso todavía. Doblas tu rodilla izquierda como si entraras a una Postura del Corredor y tu codo derecho buscará quedar por fuera de la rodilla izquierda, girando tu torso. Lo que sigue de aquí es juntar tus manos en mudra de oración al centro del pecho y mantener la postura. Asegúrate de ver hacia arriba y abrir tu pecho.

 

¿Cuál es el propósito y los beneficios de Parivrtta Parsvakonasana?

 

Parivrtta Parsvakonasana es una postura que, en lo personal, disfruto mucho porque siento que tiene muchísimos beneficios. En principio el propósito es realizar una torsión con la parte superior del cuerpo, al tiempo que fortalecemos los muslos y todo el tren inferior por la fuerza de la postura; sin embargo, cuando indagamos en los beneficios puntuales de esta asana, veremos que logra hacer que las corvas que se vuelvan más flexibles, así como la columna vertebral; fortalece los músculos de la espalda, aumenta el equilibrio general del cuerpo, libera toxinas del cuerpo, mejora la digestión y nos ayuda a la concentración, ¡entre muchas otras cosas!

 

Te invito a que pruebes esta postura con las precauciones necesarias para no lastimarte y para que pueda ser una postura placentera y que te ayude a mejorar tu práctica de yoga, sea cual sea el estilo que practiques.

 

¿Ya la has probado? ¿Qué opinas de esta postura?

 

Seamos receptivos. Namasté.

 

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: