3 increíbles razones para practicar yoga con tu familia

yoga en familia

Hace algunos días me quedé pensando en qué tan suertuda soy de tener alumnos tan increíbles en las clases diarias de yoga. No sólo porque son seres humanos increíbles, sino por las muchas cosas que me han enseñado en este año de dar clases.

 

Particularmente me quedé pensando en cómo veía yo el yoga antes de empezar esta aventura: lo veía como algo que sólo hacía la gente que estaba buscando estar tranquila, o aquellos que querían explorar los efectos de la fuerza y la flexibilidad que trae la práctica. Sin embargo, a partir de que comencé a dar clases, un par de personas se acercaron a mí y me dijeron “¿Puedo practicar con mis hijos?”

 

Nunca lo había pensado. O sea, sí, pero a veces pensaba que los niños debían tener una clase particular que atacara sus propias necesidades y que las actividades en familia, en cierto punto, se alejaban de la práctica del yoga. Qué equivocada estaba.

 

El tener a estos alumnos – a la distancia y en línea – de todas las edades, me enseñó que el yoga puede llegar a ser divertido para todos y que tiene 3 bondades principales:

 

Crea recuerdos con tu familia

 

Como cualquier actividad en grupo, la práctica del yoga te puede ayudar a crear nuevos recuerdos con los tuyos que excedan a la escuela o a la hora de la comida – ¡o yo qué sé! – sino que generan un nuevo espacio en donde pueden estar relajados y hasta reírse (¡Suena extraño pero es cierto!).

 

Fomenta la actividad física entre los pequeños y grandes

 

Uno de los problemas más grandes que atacan al mundo en la actualidad es el exceso de actividades sedentarias y el nulo tiempo que invertimos en mover el cuerpo (ya ni hablamos de la mente). Una manera muy efectiva de contrarrestar esto es inculcar a los niños desde pequeños que el movimiento puede ser divertido – y que el tiempo se puede ir como agua – y que no es necesariamente un pesar o algo temible. El yoga es una forma muy suave de empezar con actitudes positivas y estados mentales hábiles como éste.

 

Genera un ambiente más relajado en tu casa

 

Finalmente, lo que todos buscamos: un ambiente más relajado en la casa. La práctica del yoga, como hemos visto en muchos de los posts, tiene una gran bondad que es la relajación y el brindarnos herramientas para poder trabajar mejor con el estrés y la ansiedad. No sólo le estarías ayudando a tus hijos a trabajar con la presión que puedan estar teniendo ahora, sino para siempre, es una herramienta de por vida.

 

¿Qué te parecen estas razones? ¿Son suficientes?

Te invito a que pruebes el yoga como actividad familiar conmigo en mis clases en línea; actualmente tengo algunas promociones especiales: ¡Pregunta por ellas a acacia@acaciayoga.com o en el formulario de contacto (o por DM)! ¡Me encantará ayudarte a tener una vida más armónica y feliz en familia!

 

Seamos receptivos. Namasté.

 

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: