¿Qué es el Reiki?

Reiki

En seguimiento a la entrada anterior sobre la sanación energética, en esta ocasión quisiera hablar de lo que es mi mero mole (en este momento): el Reiki.

Reiki es una técnica holística y espiritual que viene de Japón y que busca armonizar y desbloquear nuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual (un poco parecido a lo que ya habíamos visto con los koshas), mediante terapias con energía universal o vital (el Ki). El Reiki únicamente emplea la sobreposición de manos, o el llamado toque terapéutico, para canalizar esta energía y no se sirve de ninguna otra sustancia o elemento extraño al cuerpo.

¿De dónde viene Reiki?

El Reiki fue descubierto por el budista japonés Mikao Usui a principios del siglo XX tras alcanzar el estado máximo de iluminación (satori o samadhi) durante un retiro voluntario en el monte Kurama de Kyoto. Se dice que, tras este periodo de iluminación, logró curarse a sí mismo con la energía de sus manos. Posteriormente fundó una escuela nombrada Usui Reiki Ryoho Gakkai en donde se depositaron todos los conocimientos que él tuvo sobre esta técnica de sanación.

Principios del Reiki

En la versión que aprendí en el Colegio Mexicano de Reiki, existen cinco principios establecidos por Mikao Usui:

Sólo por hoy

Vivo una vida tranquila

Mantengo la paz en mi mente

Agradezco que tengo vida

Disfruto toda actividad que realizo

Convivo en armonía con las personas que me rodean

¿Para qué sirve el Reiki?

Entre los muchos usos que se le puede encontrar a una terapia de Reiki se encuentra la liberación de emociones reprimidas, aumentar el nivel energético brindando vitalidad al cuerpo y al alma, rejuvenecimiento del organismo, magnifica los efectos de algunos tratamientos médicos (nunca reemplazando al tratamiento médico), relaja, elimina la ansiedad y las tensiones, alivia el sufrimiento y el estrés, facilita el sueño y, también – y por si fuera poco – puede ayudar también a armonizar a los animales y a las plantas.

¿Qué se siente en una terapia de Reiki?

Una sesión de Reiki puede durar de cuarenta y cinco minutos hasta dos horas (que se van como agua) y, según lo que me han comentado mis pacientes, al final uno se siente muy relajado y tranquilo, ve distinto la vida. Les invito a darle una oportunidad a esta técnica, ver qué puede hacer por ustedes y como complemento a su salud.

Si quieren agendar una cita conmigo, presencial o a distancia, ¡me pongo a sus órdenes en mi correo alu.acacia@gmail.com o en la cuenta de Instagram alu.acacia!

Seamos receptivos. Namasté.

error: