Skandasana o Postura del Dios de la Guerra

Skandasana

Últimamente he querido recordar cómo me sentía durante las clases presenciales que tomaba de yoga antes de la pandemia y, dentro de mis recuerdos, fue inevitable recordar las muchas veces que aparecía en la práctica la postura de Skandasana o la Postura del Dios de la Guerra, la cual siempre me pareció muy peculiar, muy divertida y hasta mística. Quise averiguar más de ella y compartirlo con ustedes.

 

¿Qué quiere decir Skandasana?

 

Como hemos visto en los posts que tienen que ver con posturas, todas ellas tienen una raíz etimológica que nos remonta, a veces, a un animal o a un dios o, tal vez, a la descripción de la postura. En este caso, Skanda es uno de los nombres que se le otorgan al dios de la guerra en el mundo hinduista, siendo el hijo del dios Shiva y la diosa Parvati y asana refiere a una postura.

 

¿Cómo se practica Skandasana?

 

Si bien muchas personas podrían pensar que no tiene mucha ciencia entrar a esta postura, a mí me gustaría explicarlo desde donde lo practico yo. A mi me gusta empezar en Malasana o Postura de la Guirnalda y, de allí, una vez que estás semi sentado, extiendes la pierna derecha o la izquierda, según el lado que te toque.

 

Probablemente no sea la mejor forma de entrar a la postura pero es la que me sirve. Ciertamente, se puede empezar desde arriba, con un pie con los dedos viendo hacia el frente y el otro ligeramente abierto para comenzar a trabajar la apertura de Skandasana. Los fundamentos es tener una pierna extendida, una pierna flexionada, la espalda recta y las manos en mudra de oración al centro del pecho.

 

Cabe señalar que es altamente probable que si apenas estás comenzando a practicar, te cueste un poco de trabajo llegar hasta la máxima expresión de la postura – como sucede en todas -, lo que quisiera expresarte es que es cuestión de paciencia y de mucho amor, poco a poco el cuerpo se va adaptando al movimiento que le pedimos.

 

¿Qué beneficios tiene Skandasana?

 

Posiblemente el beneficio más obvio de Skandasana es que brinda mucha flexibilidad a las piernas y un trabajo importante de apertura de cadera. De la misma forma, trabaja el equilibrio desde la raíz, así como el centro del cuerpo. El practicar posturas como Skandasana puede ayudar mucho para todas las personas que pasan mucho tiempo sentadas en un escritorio, corren o tienen problemas de ciática o del piramidal. Puede ser un gran alivio.

 

¿La has intentado? ¡Te invito a que la pruebes y nos compartas tu experiencia en los comentarios!

 

Seamos receptivos. Namasté.

 

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: